Ideas locas para un restaurante

Bienvenidos a otra de estas entradas de ideas locas que yo llevaría a cabo de tener un restaurante. Bien quiero decir, que parte de estas ideas me vienen inspiradas por un programa de MTV por si alguien cree que quiero alardear de originalidad no propia.

  • Cambio de parte de la carta o que una parte de la carta que vaya cambiando. Hay muchos sitios que visito tras no haber ido en 5 años y ahí esta la misma carta, los mismos platos exactamente. Yo no digo que no tenga encanto ser conservador con la carta, pero creo que innovar platos e ir variando un tercio de la carta aportaría una novedad para atraer nuevos clientes o seguir fidelizando los que ya se tienen.
  • Aceptar sugerencias de platos por parte de los clientes habituales y ponerles su nombre. Puede ser una manera curiosa y buena de  conseguir buenos platos nuevos. Algo así como la pizza Alberto..
  • Quitar platos de relleno o congelados. Esto lo digo porque he ido a pizzerias que tienen más de 150 platos y sí esta muy bien tanta variedad, pero luego solo un 10% están realmente deliciosos, el resto se nota que solo lo ponen por dar variedad, pero francamente para comer esa comida de dudosa calidad mejor me quedo en casa.
  • Invitar al café, un detalle tan insignificante como ese, es algo que tiene un pequeño coste para el lugar pero es un gran detalle para el cliente. No digo que por pedir una tapa te inviten pero sí tras una buena cena o comida. Muchos sitios hacen justo lo contrario.
  • Invitar a una pequeña tapa si los platos pedidos se retrasan. A veces los restaurantes por un motivo u otro se retrasan en traer la comanda, a veces es motivo de tal enfado que la gente pide la cuenta y se va. No cuesta mucho tener algún detalle preparado para cuando se precie, aunque tampoco pecar de racaneria, que una vez como invitación de la casa me trajeron 2 macarrones cruzados en el centro de un plato, ni uno más, solo 2.

Ideas locas para un bar

A veces no les pasa, que entran a un bar y en seguida empiezan a pensar “si yo fuera el dueño del bar… ” . Pues bien, al margen de que esto les pase a ustedes o no, la realidad es que a mi me pasa en casí cualquier sitio. Consciente de las escasas posibilidades de que algún día sea dueño de tantos establecimientos o tan siquiera de uno, pues me he dicho vamos a plasmar mis ideas aquí por si a alguien le dieran utilidad.

  • En muchos bares de diversas comunidades autonomas
    sirven un pincho o una 
    tapa acompañando a una caña. Es algo muy agradable y barato. Una vez lo has probado todas las cañas que vienen solas, te dejan con la sensación de que te falta algo. Y es que de hecho, no les pasa que se bebe mucha más cerveza cuando viene acompañada de algo que cuando viene sola. No entiendo como esto no ha llegado por ejemplo a Tenerife, donde una caña apetece todo el año.
  • Aunque ya se esta empezando a poner algo más de moda,  puedo decir lo mismo a la hora de pedir un cortado por la mañana o a la tarde. ¿Tanto cuesta acompañar el cortado de una pequeña galleta? y quién dice galleta dice dulce pequeño. Esos pequeños detalles pueden marcar la diferencia entre que un funcionario se desayune en un bar todos los días antes de ir a trabajar o en otro.
  • La cadena de cafeterias Starbucks, pone a disposición de los clientes un rincón con leche fria y caliente, azucar, sacarina, canela en polvo, cacao… Es una idea genial porque a parte de que te sientes más como en casa, puedes acabar con un cafe totalmente hecho para tu gusto. Es obvio que en un bar pequeño no tendría sentido pero creo que para los grandes no tendría gran desperdicio. O incluso en la barra.
  • ¿Por qué no hay leche condensada en la mayoría de los bares? Sin este manjar calorico es imposible realizar un barraquito. Además no cuesta nada, porque aunque en Canarias tenemos en todos los bares maquinas especiales solo para servir la leche condensada en los cortados, también se puede encontrar leche condensada en sobres monodosis como si fuera azucar y no requieren nevera ni caducan pronto. ¿Por qué no dar a los bares peninsulares un valor añadido ofreciendo y promocionando el barraquito solo con tener un par de sobres de leche condensada monodosis? Además igual les parece mala idea, pero a mi personalmente también me gusta la manzanilla o el té con leche condensada. El diseño gráfico no es lo mio (hay que conocer nuestras propias limitaciones…) pero por dar la idea: